En Facebook, como en la vida misma, las empresas no tienen amigos. Lo que tienen es Me Gusta o, por decirlo de otra forma, seguidores. Y esto que es tan de cajón, es incumplido por una significativa cantidad de firmas (la mayoría de ellas pequeñas empresas y, sobre todo, profesionales y autónomos).

Ciertamente la culpa la tiene Facebook. O la tenía, porque ya desde hace años, deja bien clara la diferencia entre perfiles personales y páginas de empresa. Y el asunto no es ni mucho menos baladí, ya que la red social de Zuckerberg puede llegar a cerrarnos nuestra cuenta.

Afortunadamente, los chicos de Facebook nos facilitan una forma automática para migrar de perfil personal a página de empresa. Basta con entrar en https://www.Facebook.com/pages/create.php?migrate y seguir las instrucciones. Pero antes, es recomendable copiar todos los contenidos que hemos publicado hasta el momento, ya que el cambio nos mantendrá la cabecera de nuestra cuenta, convertirá a nuestros amigos en fans de la página, pero eliminará todo nuestro timeline.

Si te atenaza alguna duda sobre cómo hacer el cambio, puedes contactar con nosotros y gustosamente te lo explicaremos.

Share This
Suscríbete y te mantendremos informado

Suscríbete y te mantendremos informado

Suscripción exitosa