En  Niusleter.Com acabamos de cambiar nuestra web. En casa del herrero, cuchara de palo, que se dice. Entre proyecto y proyecto, hemos buscado el tiempo necesario para dedicárnoslo a nosotros mismos. Y es que las webs deben ser elementos vivos en los que realicemos pequeños cambios constantemente y, cada pocos años, un nuevo diseño. Es como un escaparate. Si siempre es el mismo, aburre.  El caso es que estamos muy contentos con el resultado y, vamos a aprovechar la experiencia para reflexionar sobre una pregunta que deberías hacerte periódicamente: ¿cómo debería ser mi web?

En primer lugar, antes de comenzar con el diseño, debemos pensar en cuál es el objetivo de nuestra web, porque todo debe girar en torno a ello. Normalmente va a ser el lugar que muestre nuestros servicios o productos (en nuestro caso todo lo relativo a la escritura de contenidos y la gestión de redes sociales). La finalidad condicionará la estructura, que deberá ser lo más sencilla posible, con  una navegación clara y con el menor número de subpáginas posibles.

La escritura de los textos

Una vez hecho este trabajo deberemos pasar a una de las partes más importantes y a la que, lamentablemente, se le suele prestar poca atención: la escritura de los textos. Por muy bonito y funcional que sea nuestro diseño, por muy espectaculares que sean las fotos que incorporemos, los buscadores lo que hacen fundamentalmente es leer los textos.

Por tanto, es una labor esencial. Hay que identificar las palabras clave que mejor nos describan y redactar los contenidos con la suficiente densidad de estas como para que sea relevante. Por supuesto, pensando en que nos leerán personas (clientes) y es a ellas a quienes debemos convencer de las bondades de  nuestra empresa.

Viva WordPress

En el mercado contamos con decenas de herramientas para hacer nuestra web. Desde diferentes CMS a paquetes que te ofrecen hacer maravillas con sólo arrastras objetos. En Niusleter.Com las hacemos con WorPress. Y tenemos muchas razones para ello.

Entre ellas: es intuitivo (con una curva de aprendizaje sencilla) y el cliente puede administrarla por sí mismo, existen multitud de plugins que nos ayudan a mejorar su funcionalidad, ofrece miles de plantillas (unas gratuitas y otras de pago) y cuenta con equipos de desarrolladores que lo mejoran de día a día.

Que Google te quiera

Está claro que, desde el momento de su concepción, nuestra web tiene que estar orientada a seducir a los buscadores (especialmente a Google que cuenta con más del 90% de las búsquedas en nuestro país). Eso significa, entre otras cosas, que la página debe contar con un diseño adaptativo (responsive, en inglés), o sea, que se adapte a los ordenadores, a las tablets y a los móviles. Además, las fotos deben estar trabajadas para pesar lo menos posible y que la página se cargue de manera rápida.

Y por supuesto, no te olvides de incluir un blog. Se trata de la página que te servirá para actualizar tu web con nuevos contenidos de manera periódica (algo que le encanta a los buscadores) y que aportará valor a tus visitas (siempre que los contenidos sean de interés y estén bien escritos, algo que hacemos muy bien en Niusleter.Com). Si a ello le añades la integración de las redes sociales (LikeBox de Facebook, timeline de Twitter…) ganarás más puntos.

Por último,  y aquí hablamos de diseño, es  conveniente estar a la moda en el estilo de páginas. Ahora, en 2015, se llevan las de home en el que hay que hacer scroll (muy conveniente para tabletas y smartphones) Si no quieres que tu negocio parezca viejuno, actualiza el estilo, pero intentando darle siempre un toque original, ya sea a través de las imágenes o los textos.

 

Share This
Suscríbete y te mantendremos informado

Suscríbete y te mantendremos informado

Suscripción exitosa