Los diarios británicos más importantes acaban de unir sus fuerzas en una campaña que intenta frenar la caída general en inversión publicitaria. Es una tendencia que lleva produciéndose durante años, que afecta también a la prensa de nuestro país (y de casi todo el mundo) y que está relacionada con las nuevas formar de consumir información, y muy especialmente con internet.

Seguramente, si tienes una pyme, en los últimos años te habrán propuesto desde algún periódico de prestigio (lo han hecho especialmente los diarios económicos) algún tipo de publirreportaje sobre tu empresa en sus páginas.

La primera reacción ante este tipo de ofertas suele ser de sorpresa: ¡mi (pequeña) marca en un diario de tirada nacional!.. Y nos tienta ese toque egocéntrico. Luego, la propuesta económica suele ayudarnos a poner los pies sobre la tierra. No obstante, el comercial de turno nos intentará vender las ventajas que una acción tan audaz puede suponer, para llegar a miles de potenciales clientes.

Pero no es cierto. Lo más seguro (y siempre hay excepciones) es que nuestro flamante (y caro reportaje) sólo nos sirva para sacar pecho en redes sociales y enseñárselo a nuestras amistades. Esa es la cruda realidad. ¿Las razones? Hay muchas… Entre ellas, que la comunicación (el marketing, en este caso) es un proceso que necesita de un desarrollo. Una acción aislada,  difícilmente dará resultados. Además, el lector posiblemente interpretará que se trata de un publirreportaje, y por tanto pagado, con lo que carecerá de valor informativo.

Consideramos que este tipo de aventuras generalmente no son convenientes para pequeñas empresas. Otra cosa son las publicaciones especializadas en nuestro campo, o las webs. Incluso la prensa local. Y sobre todo, las redes sociales, si tenemos una presencia constante y de calidad. Lo demás, son terrenos para Coca-Cola, Movistar y otras grandes empresas.

Share This
Suscríbete y te mantendremos informado

Suscríbete y te mantendremos informado

Suscripción exitosa